El sur de la isla de Fuerteventura es conocido por sus espectaculares playas arenosas y aguas cristalinas. El agua limpia y clara también ofrece un espacio vital muy bueno para una fauna marítima muy diversa sobre fondos de mar arenoso y rocoso.
Al buzeador le espera una biodiversidad rica y variada en el agua en cada sumergida.